9 veces que WWE le soltó la mano a sus Campeones Mundiales

0 Cantidad de shares

Hay un debate recurrente en el mundo de la lucha libre que versa sobre que, palabras más, palabras menos, todo aquel que no incursione con el objetivo de ser Campeón Mundial, será aquel que no verá el éxito. Es un debate que divide opiniones, pues así como está la escuela que suscribe, también se encuentra la postura más conservadora que se conforma con menos. Ahora bien, ambas filosofías concuerdan en una cosa: llegar a la cima es más fácil que mantenerse en ella, y acá les traemos 9 Superestrellas que pudieron dar fe de ello.

¿Qué dos actuales Superestrellas top de WWE fueron probadas como el rostro de la compañía pero no convencieron a la directiva, resultando en la pérdida de sus títulos? ¿Por qué el primer reinado de CM Punk es recordado como tan desastroso, y cuánto influyó la politiquería en él? ¿En qué luchador, hoy de AEW, Vince McMahon veía un gran futuro, pero lo decepcionó como monarca? Además, el talento que pasó de «jobber» a main eventer, y el caso que los fans no perdonan hasta hoy día.

 

9- Randy Orton (2004)

En 2004, Randy Orton se convirtió en el Campeón Mundial Completo más joven de la historia al vencer a Chris Benoit en SummerSlam, aun siendo parte de Evolution. Pero el título era más importante para Triple H, líder de la facción, que la amistad con su pupilo. Fue así como el grupo decidió dar la espalda y expulsar al joven la siguiente noche en Raw. Comenzó así un ida y vuelta entre ellos.

Triple H le arrebató el Campeonato un mes después en Unforgiven después de la interferencia de sus ex compañeros. La rivalidad siguió y se suponía que terminaría en un mano a mano contra “The Game” en WrestleMania 21, pero los oficiales no quedaron conformes con el trabajo como chico bueno del futuro “Asesino de Leyendas” y su polémico comportamiento tras bambalinas no colaboró con la causa. Orton volvió a su papel como heel y entonces sí, cautivó a las masas.

8- Jinder Mahal (2017)

Dos motivos movieron a WWE a poner todas sus fichas en Jinder Mahal como su máximo reinante. En primer lugar, su increíble físico, debilidad de Vince McMahon. Pero fue la segunda la que inclinó la balanza: la apuesta en el mercado asiático, y especialmente en el indio.

Aquellos ítems revirtieron un papel de tan sólo derrotas a ser uno de los mayores representantes de la compañía. Seis meses duró una apuesta que fue de mayor a menor; indiferente para el continente apuntado, y repudiada por el resto. Mahal perdió el Campeonato de WWE frente a AJ Styles en el episodio de SmackDown previo a Survivor Series, donde estaba anunciado para luchar contra Brock Lesnar, siendo sustituido por su verdugo.

7- Dolph Ziggler (2013)

En su episodio de WWE Photo Shoot! hace unos cuantos años, Dolph Ziggler describió su carrera como una frustración constante. Una descripción perfecta, pues han sido tantas las ocasiones en que pushes importantes quedaron a mitad de camino y terminaron en la nada misma, que acabaron por quemar su imagen como Superestrella favorita del público.

Durante la lucha de Alberto del Rio y Jack Swagger por el Campeonato Mundial Completo durante WrestleMania 29, los cánticos hacia su persona inundaron el MetLife Stadium. 24 horas después, canjeó su maletín de Money in the Bank ante un malherido Del Rio, arrebatándole el título ante una de las ovaciones más grandes de los últimos tiempos. Pero semanas más tarde, sufriría una conmoción cerebral, motivo suficiente para que WWE perdiera toda confianza en él y le despojara del título demasiado pronto.

6- CM Punk (2008)

La Punt Kick hizo el trabajo que Randy Orton quería que hiciera: dejó a CM Punk fuera de competencia e incapaz de defender su Campeonato en Unforgiven 2008. Punk, que por entonces no era el de sus últimos tiempos y todavía no se ajustaba a la exigente WWE, tuvo que dejarlo vacante. Igual que Ziggler, fueron 69 días de posesión.

Desde ya, el futuro Campeón de WWE tenía muchos detractores tras bambalinas. Por eso, cuando hizo efectivo su maletín para obtener la correa, hubo mucho cuestionamiento y dudas. En 2011 probaría tener lo requerido para estar a la altura, pero mucha agua debió correr por debajo del puente.

5- Jack Swagger (2010)

Cuando titulamos “le soltó la mano”, nos vienen a la mente casos como el de Jack Swagger. Porque Swagger siempre fue un proyecto a futuro para McMahon, pero recién en 2010 llegó “el futuro”. El contrato de Money in the Bank vuelve a aparecer en esta historia también, haciéndolo efectivo sobre el Campeón, Chris Jericho, que venía de ser rematado por Edge en ese SmackDown. Pero nada bueno pudo rescatarse de aquel reinado, y con la conclusión de éste llegó además la de su impulso. Nunca más volvería a ser visto como material estelar.

4- Kevin Owens (2016)

La lógica diría que casi un año como Campeón Mundial ameritaría una gran historia, algo importante al momento de finalizar el reinado en cuestión. De eso se trata al fin y al cabo: de crear momentum para, al momento cúlmine, ayudar a consolidar a un tercero y crear un momento memorable en el proceso.

Es por eso que hubo mucho revuelo cuando Goldberg destrozó a Kevin Owens en Fastlane 2017 para quitarle el título Universal, y más después de que Owens se cargara todas las noches de lunes a la espalda a la par de Chris Jericho durante más de seis meses. Owens no sería la excepción: luego de la pérdida, desapareció de la órbita mundial.

3- Seth Rollins (2019)

Si en algo coincidieron los anteriormente enlistados, independientemente de si luego retomaran protagonismo o no, es que todos perdieron sus respectivos pushes en conjunto con el oro. Sin embargo, hay algo que separa a Seth Rollins de casi todo el resto, y es que él no dejó de ser una pieza clave para WWE.

Pero hay algo que Rollins sí perdió título aparte en Crown Jewel 2019, ante The Fiend Bray Wyatt. Ese año, Rollins logró consolidarse como una especie de rostro provisional de la compañía mientras Roman Reigns aún se adaptaba a su regreso post-leucemia, venciendo limpiamente a Lesnar en WrestleMania 35 y deshaciéndose de todo retador cual top babyface. Pero aquella humillación a manos de Wyatt fue la demostración de que WWE se rindió con él a medio camino como «El Elegido».

2- Bray Wyatt (2020)

Hablando de Roma… Claro, ¿cómo no sacar a colación al gran Bray Wyatt?

Basta cerrar los ojos y hacer un poco de memoria para adecuarnos en el contexto y dimensionar las expectativas que The Fiend generó tanto en aficionados como en la oficina de WWE. En el caso de la oficina, quizá un poco demasiado. Arriba mencionábamos el episodio de Crown Jewel 2019, inexorablemente interconectado con Hell in a Cell, dos escenarios que no sólo se llevaron consigo el momentum de Rollins, sino también el del mismo flamante Campeón.

A raíz de un poder inaudito que en lugar de mostrarlo como un monstruo creíble, como lo quería Vince McMahon, contraproducentemente logró tornarlo en una Superestrella increíble (no-creíble), y acabó de arruinar un experimento que originalmente supo oler a dinero a través de una contundente caída ante —otra vez—Bill Goldberg, —otra vez— por el título Universal. Lástima.

1- Kofi Kingston (2019)

La memoria está todavía muy fresca para haber olvidado el camino de Kofi Kingston hacia el estrellato… y estrellar unos meses después. De ser un eterno luchador de mitad de cartel, desaparecer del radar por momentos y sufrir de problemas de politiquería, la revancha de Kofi se presentó doce años después. Aprovechando el repentino apoyo que obtuvo por parte del Universo de WWE tras una actuación brillante en un Gaunlet match, los directivos le otorgaron un impulso que muchos creyeron imposible para lo restante de su carrera.

Y su batalla personal no fue el único punto a destacar de aquella adquisición del Campeonato de WWE, pues también fue la de convertirse en la primera Superestrella afroamericana en obtenerlo. Pero toda esa emoción contenida y ese aparente final feliz terminó de la peor manera para él: no sólo no perdió su máximo logro en PPV ni con una historia desarrollada de por medio, sino que lo hizo en cuestión de segundos, derrumbando todo el trabajo de construcción que se realizó en todo ese tiempo, y devolviéndolo nuevamente al lugar de siempre.

8 veces que WWE se rindió con sus Campeones Mundiales a medio camino:
0 Cantidad de shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *